Biografía

Mario Toral nació el 12 de febrero de 1934 en Santiago de Chile, a los dieciséis años de edad se traslada a Argentina, Uruguay Y Brasil. En este último país realizó su primera exposición individual en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo. Posteriormente en París trabaja en el Taller de Grabado de la Escuela de Bellas Artes con el grabador y escultor Henri Adam. Después de vivir siete años en Francia vuelve a Chile, de donde había estado ausente catorce años. Enseña pintura en la Pontificia Universidad Católica de Santiago, ilustra varios libros de Pablo Neruda, ejecuta murales y se realizan documentales sobre su obra. En 1973 se traslada a Nueva York, en donde hasta la actualidad tiene su segunda residencia.

Fue nombrado Artista en Residencia en la Universidad de Fordham y en 1977 obtuvo la Beca de la Fundación Guggenheim.

En Santiago ha sido fundador y primer Decano de la Facultad de Artes de la Universidad Finis Terrae, además de ser Miembro de Número de la Academia de Bellas Artes del Instituto de Chile. Ha escrito cuentos que se han publicado en revistas literarias en EE.UU. (“Escantalar” y “Literatura Chilena en el Exilio”), Francia (“Araucaria”), Suecia “Malmö, Revista del Sur”), Chile (“Revista de la Universidad Católica”) y otras publicaciones.

Además de las exposiciones individuales aquí señaladas ha participado e numerosas bienales, trienales y salones alrededor del mundo.

  • Museo de Brooklyn. Nueva York. EE.UU.
  • Museo de Arte de Indianápolis. Indiana. EE.UU.
  • Window South. Colección de Arte Latinoamericano. Menlo Park. California. EE.UU.
  • Museo de Arte Metropolitano. Nueva York. EE.UU.
  • Museo de Arte de la Universidad de Sâo Paulo. Brasil.
  • Museo de Arte Contemporáneo. Santiago. Chile.
  • Museo de Bellas Artes. La Habana. Cuba.
  • Museo de Bellas Artes. Santiago. Chile.
  • Museo de Arte Moderno. Nueva York. EE.UU.
  • Museo de Arte Moderno. Rijeka. Yugoslavia.
  • Museo de Arte Moderno. Río de Janeiro. Brasil.
  • Museo de Arte Moderno. Sâo Paulo. Brasil.
  • Museo de Arte Moderno. La Tertulia. Cali. Colombia
  • Museo de Arte Contemporáneo de la América Latina. Washington D.D. EE.UU.
  • Museo de Arte de la Universidad de Texas. Austin. EE.UU.
  • Galería Vikovci. Croacia. Yugoslavia.
  • Museo del Banco Central de Guayaquil. Ecuador.
  • Casa de las Américas. La Habana. Cuba.
  • Museo de Arte Moderno. México D.F. México.
  • Colección BHC. Santiago. Chile.
  • Instituto de Cultura Puertorriqueña. San Juan. Puerto Rico.
  • The Chase Manhattan Bank Art Collection. Nueva York. EE.UU.
  • Museo de Tel Aviv. Israel.
  • Museo Vial Bogarin. Venezuela.
  • Museo Vial Rayo. Colombia.
  • Museo Nacional de Arte Moderno. Bagdad.Irak.
  • Colección Banco Central de Chile.
  • Museo de Arte de las Américas.
  • Museo Ralli. Santiago. Chile.
  • Museo Ralli. Montevideo. Uruguay.
  • Museo Ralli. Caesarea. Israel.
  • Museo ralli. Marbella. España
  • Colección IBM. Santiago. Chile.
  • Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Santiago. Chile.
  • Colección CCU. Santiago. Chile.
  • Museo de Arte Contemporáneo. Seúl. Corea del Sur.
  • 1961 Segunda Beca del Gobierno de Francia.
  • 1961 Primer Premio de Grabado. Salón de Bellas Artes. París. Francia.
  • 1962 Primer Premio de Grabado. Salón Oficial. Santiago. Chile.
  • 1963 Mención Honrosa. V Bienal de Grabado Liubliana. Yugoslavia.
  • 1963 Premio de la Crítica. Santiago. Chile.
  • 1965 El Proyecto Gráfico de Mario Toral, “Los Signos del Zodiaco”, obtiene el Primer Premio Internacional, Medalla de Oro, VIII Bienal de Sâo Paulo. Brasil.
  • 1966 Primer Premio de artes Gráficas. Museo de Arte Moderno. Santiago. Chile.
  • 1967 Premio al Mejor Artista Latinoamericano de la IX Bienal de Sâo Paulo. Brasil.
  • 1970 Beca del Gobierno de Francia.
  • 1970 Primer Premio Internacional de la Unión d Editores de Nueva York por el Libro “Veinte Poemas de Amor” de Pablo Neruda con acuarelas de Mario Toral.
  • 1972 Premio Vinkovci. III Bienal Internacional de Rejeka. Yugoslavia.
  • 1973 Artista en Residencia en la Universidad de Fordham. Nueva York. EE.UU.
  • 1975 Beca John S. Guggenheim. EE.UU.
  • 1976 Primer Premio III Bienal Americana de Artes Gráficas. Cali. Colombia.
  • 1978 Gran Premio de la Ciudad de Rijeka. VI Bienal Internacional de Rijeka. Yugoslavia.
  • 1983 Artista en Residencia en Altos de Chavón. República Dominicana.
  • 1983 Primer Premio VI Bienal de Grabado Latinoamericano. San Juan. Puerto Rico.
  • 1997 Premio Creación Artística Universidad UNIACC. Santiago. Chile.

“…El arte de Toral, nos trae una amplia gama de pensamientos, fantasías y misterio existencial…”

Elaine Johnson. Conservadora del Museo de Arte Moderno de Nueva York, EE.UU.



“…El arte de Toral es un encuentro feliz del surrealismo europeo, del romanticismo latinoamericano y de la mente aguda y alerta del neoyorquino…”

Bárbara Fendrick. Galería Fendrick. Washington D.C., EE.UU.



“…Toral transforma su transformación, forma su forma, dilata su latitud. Toral explora el desconocido universo que nos acecha desde las altas torres. Los ojos del mar, de las mujeres del mar que allí se quedaron después de la más alta marea…”

Pablo Neruda. Isla Negra, Chile.



“…el arte provocativo de Mario Toral escapa a la comprensión instantánea y a las interpretaciones fáciles. Sólo se puede captar la esencia de su evolución artística, marcada a menudo por cambios sorprendentes, reconociendo intuitivamente el espíritu de continuidad que opera como sustrato de su desarrollo como artista. Mientras sondea nuevos horizontes de expresión y estilo en sus murales, pinturas, dibujos y grabados, Toral extrae de su conocimiento profundo de la historia del arte las técnicas de los maestros de antaño, mientras su inspiración surge de la percepción del futuro. A menudo vuelve atrás de manera sutil, hacia aspectos e intereses estéticos esbozados en obras anteriores…”

Bárbara Duncan. Historiadora de Arte. Nueva York, EE.UU.



“…Y es que en Toral, cumplido ya medio siglo, sigue conjugándose, entonces como ahora, una curiosa mezcla de saber mucho y de candor indagatorio, dualismo que trasciende su arte…”

David L. Shirey. Crítico del The New York Times. Nueva York, EE.UU.



“…Mario Toral, el magnífico pintor chileno, inscrito en un figurativismo expresionista, es dueño de un excelente oficio y colores ricos, jugosos e intensos.

¡Cuánta sorpresa va a causar esta exposición y – no lo dudamos – cuánto entusiasmo despertará!...”

Fernando Gamboa. Director del Museo de Arte Moderno de México, D.F.



“…Mario Toral recrea el mundo clásico en algunos de sus mitos más significativos, entendidos como verdades de la condición humana, porque por más que en el transcurso de la historia se debiliten o degraden nunca desaparece. El artista restituye en las imágenes pictóricas la permanencia del mito, como visualidad afirmativa de aquellos valores humanos a los que no se puede renunciar…”

Milán Ivelic. Director del Museo Nacional de Bellas Artes. Santiago, Chile.



“…La espléndida exposición de Mario Toral titulada “Geometría Humana” fue uno de los momentos culminantes de la temporada de otoño en el escenario del arte latinoamericano en Nueva York, y marcó el muy aguardado retorno del maestro chileno.

Esa iconografía es la base de un lenguaje visual, lleno de gestos sutiles, que vuela libremente en espacios abiertos. Aunque sus temas tienen que ver con seres humanos, están curiosamente despegados de la Tierra, de todo suelo distinguible en el que podrían plantar sus raíces.

En ese sentido, sus figuras son, como geometría, intemporales y flotantes. Pueden cambiar a muchas otras formas y lo hacen con una engañosa facilidad. La de Toral es una expresión interior, no una mera descripción de la realidad que nos rodea.

Inevitablemente, sus pinturas transforman las paredes en que cuelgan dándoles una profundidad de sueño, en la que nada está adherido a un punto determinado y todo parece brotar libremente de ninguna parte.

Sin embargo el arte de Toral no es inquietante ni perturbador. Por el contrario, tiene el poder de apaciguar y hacer reflexionar al espectador acerca de la profunda poesía del pintor. No es sorprendente enterarse, por ejemplo, de que también es el escritor de cuentos, con muchas obras publicadas. En rigor sus óleos también cuentan historias de una manera no convencional: permiten al observador inventar sus propios mundos basándose en las sugerencias que el artista hace.

Hoy en día, poca gente logra ese objetivo. Estos son tiempos de manipulación, en los que los artistas tratan de hacer declaraciones directas y efímeras. (Un ejemplo de ello fue la Bienal de 1993 en el Whitney, donde la política y las posturas fueron más importantes que la sustancia).

Toral elude hábilmente esta tentación y, en lugar de ello, da al espectador un sobrio recordatorio de que el objetivo más importante del arte es comunicar. Una tarea, por otra parte, profunda y perdurable…”

Comentario de Rodolfo Winkhausen en la revista “Latin American Art” sobre la última muestra de Toral, en la Galería Américas Gallery de Nueva York.